La probabilidad en el póker: odds y outs

0Shares
Póker

Fuente: PokerNews

Una de las cosas que menos tienen en cuenta las personas que empiezan a jugar al Poker Texas Hold’em es la habilidad mental necesaria para jugar.

Tener en cuenta la probabilidad de llevarse una mano cuando le han repartido sus dos cartas tapadas, una vez se ha repartido el flop (tres primeras cartas comunitarias sobre las mesas) o después de haberse repartido el turn (cuarta carta comunitaria sobre la mesa) es crucial. Dicho de otra forma, valorar cuáles son nuestras posibilidades en estas tres fases de la mano es imprescindible si queremos obtener resultados a medio y largo plazo.

Para convertirte en un buen jugador de póker no solo tienes que tener en cuenta la probabilidad de conseguir tu mano ganadora (por decirlo de una forma más técnica: probabilidad de completar tu proyecto) sino que debes tener en cuenta las potenciales probabilidades que necesitan tus contrincantes. Para ello, debes imaginar sus cartas basándote en sus movimientos y teniendo en cuenta el jugador al que te enfrentas.

Para no complicarnos en exceso, solo avecinar que las odds son las unidades de medida de probabilidad más utilizadas en el póker y que, normalmente, se muestran a través de porcentajes. En los torneos televisados, las odds se muestran al lado de las cartas de cada jugador, informando al espectador en cada momento de las probabilidades que tiene de llevarse la mano.

Por otra parte, para poder determinar con más exactitud las odds que tenemos de llevarnos una mano, hemos de tener en cuenta qué cartas de las que quedan por salir de la baraja nos sirven para mejorar nuestra jugada. Aquellas cartas favorables, que completarán nuestros proyectos, recibirán el nombre de outs. Debemos tener cuidado e intentar identificar los “outs falsos”, aquellas cartas que nos sirven pero que también completan potenciales proyectos superiores en nuestros oponentes.

Son muchos los portales especializados que nos advierten de la importancia de las matemáticas en el póker a la hora de solventar estas incógnitas que surgen. Por ejemplo, en la página de estrategia de PokerStars se habla del póker como un juego matemático y de información incompleta. Esa información incompleta son las odds y los outs. De hecho, en nuestro manual puedes encontrar una calculadora de manos o calculadora de odds de póker. Es muy importante tener en cuenta la influencia de la probabilidad y trazar una estrategia en base a ello. Solo así podremos convertirnos en ganadores a medio y largo plazo.

Ahora que nos hemos familiarizado con estos conceptos surge una nueva pregunta: ¿cómo se calcula esta probabilidad mientras jugamos?

La idea básica es discernir cuándo es mejor retirarse y cuándo debemos permanecer en la mano o sacar el mayor valor posible a la misma. Aunque no todo puede reducirse al cálculo de las probabilidades, esto ayudará considerablemente a la hora de tomar una decisión. La probabilidad fundamenta el concepto del póker como juego de habilidad y no de azar. Aquellos que realicen ciertos cálculos mentales tendrán muchas más posibilidades de convertirse en ganadores. Pero centrémonos en los que importa, ¿cómo se calculan estas probabilidades? Os recordamos que los outs son aquellas cartas que mejoran nuestra mano y, supuestamente, todavía se encuentran en la baraja. Un ejemplo de ello sería:

En nuestra mano tenemos Q (de corazones) y T (de tréboles) y en el flop (tres primeras cartas sobre la mesa) hay K (diamantes), J (corazones) y 2 (diamantes). Esto quiere decir que tenemos un proyecto de escalera a dos puntas que, de completarse, probablemente nos haría ganar la mano. La pregunta que deberíamos hacernos es: ¿cuántas cartas nos ayudan a ganar?

La baraja del póker está compuesta por un total de cincuenta y dos cartas: cada uno de los palos (tréboles, diamantes, picas y corazones) se compone de trece cartas que van del As al Rey. En nuestro caso tenemos cuatro de las cinco cartas necesarias para hacer la escalera, nos vale cualquiera de los nueves y cualquiera de los Ases. Esto son un total de ocho cartas que se convierten en nuestros outs para completar el proyecto de escalera.

De las cincuenta y dos que componen la baraja, ya conocemos cinco cartas, por lo que queda un total de cuarenta y siete cartas desconocidas. Si le quitamos las ocho cartas que nos sirven, quedan treinta y nueve cartas que no nos sirven; entonces, nuestras odds serían 39/8 = 4,88. Esto quiere decir que nuestra probabilidad de que salga nuestra carta es 4,88:1. Es decir, de cada seis veces que juguemos buscando este proyecto, cinco perderemos y una ganaremos.

Si esta forma os parece demasiado compleja, vamos a explicaros la que arroja como resultado un porcentaje: partiendo del mismo caso (ocho outs y cuarenta y siete cartas restantes) deberíamos dividir estos valores y multiplicar el resultado por 100. 8/47 = 0,17 x 100 = 17. Esto quiere decir que hay un 17 % de posibilidades de victoria.

Como podéis intuir, estos cálculos pueden resultar cruciales a la hora de tomar una decisión correcta. No perdáis de vista las odds y los outs si queréis obtener resultados a medio y largo plazo.

Marcar el enlace permanente.

¡Déjanos tus comentarios!

  • ¿Eres un gran conocedor del Poker?

    ¿Te gustaría ayudar a los que están comenzando a jugar a cambio de tener tu propia página dentro de ManualPoker.net? Colabora con los principiantes respondiendo a sus dudas.

    ¿Te interesa? ¡Escríbenos ahora!