Clases de jugadores

Selectivo Es el que jamás arriesga nada. Este tipo de jugador o tiene una buena mano, o no arriesga. La mejor estrategia contra él es esperar al flop* sin resubirle. A partir de aquí, si él no aprieta lo podemos tener al alcance de la mano, incluso con un farol. *flop: fase de una mano en la que se presentan en la mesa las 3 primeras cartas comunitarias, corresponde a la segunda ronda de apuestas.

Agresivo: Siempre sube. Consigue ganar a los débiles y se lleva fortunas cuando los otros están convencidos de que esta vez no tiene nada. La estrategia cntra él es seleccionar bien tu mano y cuando ligues sé más agresivo aun que él.

Enloquecido: Cuando te encuentres pensando que hay alguien en la mesa que no tiene cerebro, ¡ese es!. Si tú subes, él sube doble, si vuelves a subir, él sube triple. Contra los “enloquecidos” no puedes jugar con poco margen. Cada tanto ganará él, pero si juegas con el estilo del “selectivo”, la mayoría de las veces ganarás tú

Farolero: Es el rey del engaño, disfruta jugando fuerte cuando piensa que los demás no tienen mucho. Suele mostrar a los demás jugadores la pésima mano que tenía. La estrategia es igualar. Selecciona tu mano y si el farolero te sube, tú tienes que igualarle. Cuando tengas bien detectado a uno y tengas una mano monstruosa, puedes jugar a engañarle tú a él, pasando o igualando. Él te intentará apostar o subir. Ese es el momento para resubirle hasta el fondo.

Sólido: Es el modelo de juego a seguir por los novatos. Es muy selectivo con sus manos iniciales y es agresivo después del flop. Conoce además la probabilidad de sus manos y es observador con sus rivales. Conservador y agresivo. Está difícil batirle, pero podemos intentarlo siendo todavía más sólidos que él. O jugártela haciéndote el maníaco, pero no te lo recomiendo, tiene todos los números de acabarte limpiando.

Tiburón: Es el verdadero crack. No juega ningún estilo determinado, por lo que es imposible etiquetarle. Juega todos los estilos en la misma mesa. Sabe detectar el juego del resto de jugadores y adaptarse a él. ¿Se encuentra con un “maníaco”? se convierte en “selectivo” ¿Se encuentra con un “selectivo”? se convierte en “maníaco”. Es impredecible. Contra este tipo lo mejor que puedes hacer es irte de la mesa. En definitiva, observa bien a tus oponentes, intenta ponerles etiquetas y actúa de la mejor forma ante su juego.

¿Ya te sientes suficientemente preparado/a?
¡Jugar ahora!

PostHeaderIconRecuerda:

El juego de póquer no consiste solamente en observar a otros jugadores sino también en cómo uno se presenta a sí mismo.

¡Déjanos tus comentarios!