Este manual/tutorial tiene por objetivo el de facilitarte el aprendizaje del juego del poker, explicando detalladamente sus reglas, así como dándote algunos trucos y sugerencias a la hora de jugarlo.

¿Qué es el poker o póquer?

El poker es un juego de baraja inglesa cuyo origen real se cree que puede remontarse a Francia, aunque en general se dice de él que es un juego estadounidense.

El poker es un juego muy popular debido a su sencillez, si bien la suerte ayuda mucho, es la inteligencia la que ocupa un lugar destacado en la obtención del éxito. Y decimos inteligencia más que suerte porque muchas veces gana quien logra convencer a los contrarios mediante sus gestos o mediante agresivas apuestas, que es el que tiene el mejor juego de toda la mesa.

¿Cuál es el objetivo del poker?

El objetivo es lograr reunir 5 cartas combinadas de tal manera que su valor sea superior al valor de las cartas que lograron reunir nuestros adversarios.

¿Con qué tipo de baraja se juega al póquer?

En el póquer se juega con baraja inglesa de 28 a 52 cartas, y 2 a 7 jugadores. Cada jugador juega de forma individual.

Dependiendo del deseo de los participantes pueden incluirse uno o dos comodines (también denominados Jokers). Se pueden usar dos barajas con diferente color de reverso, de este modo, mientras una baraja se juega, la otra queda preparada a la espera de la siguiente mano.

El comodín, como es habitual en los juegos de cartas, representa a cualquiera de las otras cartas; obviamente hay que hacer que el comodín represente a la carta que otorgue a la jugada el mayor valor.

Sólo puede usarse un comodín o joker por jugada. Si se reciben dos comodines en el primer reparto de cartas, hay que descartarse de uno de ellos. De igual manera, si ya tienes un comodín y recibes otro, éste quedará como una carta sin ligar. En caso de que existan dos jugadas idénticas, y una de ellas sea con comodín, vale más la jugada que no tiene comodín.

¿Ya te sientes suficientemente preparado/a?
Jugar ahora!
Jugar ahora!

Nota:

Los jugadores habituales de póquer no son partidarios del uso de comodines, pues éstos impiden hacer cálculos exactos sobre las probabilidades y evita que la inteligencia y la estrategia entren en juego.

Los buenos jugadores creen que es conveniente que se juegue con un número de barajas adaptado al número de jugadores participantes, de lo contrario, si el número de jugadores es escaso, la frecuencia con la que se pueden recibir cartas altas aumenta.